miércoles, 23 de septiembre de 2009

De septiembre a octubre


Publicado en Artepolítica

Julio los preparó, agosto se los llevó. Y llegó septiembre. Y resulta que de repente faltan dos años para 2011. Después de un junio fatal, la mesa se dio vuelta. En este punto es interesante preguntar cómo y dónde estamos, hacia dónde vamos y si el kilo de tomates sigue a 20 pesos.

En la madrugada del nefasto 29 de junio, mientras muchos hacían un Rodríguez Sáa Revival esperando las mesas de La Matanza, nadie daba ni dos pesos por el kirchnerismo. Pero una vez más, contra todos los pronósticos, gracias a la larga siesta de la oposición vedettizada, el gobierno se levantó. Y andó. La jugó calladito, sin estridencias. Primero la convocatoria al diálogo, para demostrar otra vez que los de enfrente son una bolsa de gatos que se arañan entre ellos. Y el clímax llegó la semana pasada, con el combo de: despenalización de la tenencia de drogas + Ley de medios + estatización del fútbol, además de otra (más o menos) exitosa cumbre de Unasur y la adopción de la norma japonesa-brasileña de TV digital.

Todo en menos de 5 días, y de repente el Gobierno parece tener aire, como si las últimas elecciones fueran sólo un mal recuerdo. Y parece que todos empezaron a pensar en 2011. El PJ disidente, para reemplazar al kirchnerismo. Y el kirchnerismo, para llegar entero a diciembre e imponer un candidato propio, o al menos ser una facción de peso para dirimir la interna peronista.

Por eso, cabe comenzar a preguntarse qué pasará de acá a dos años para ver cómo se resuelve el escenario, en materia económica, social y política.